jueves, 21 de febrero de 2013

Opus Dei y Neopentecostales. Dios los inspira y el odio los junta.


El día de hoy, en La Nación, se publican dos artículos de opinión sobre la cuestión de la homosexualidad. El primero, de Gustavo Román Jacobo (¿Curar aMessi?), es una reflexión muy comedida, enmarcado en una premisa básica, el respeto a los derechos humanos y la persona en el centro del análisis. Por si fuera poco, logra un equilibrio bastante aceptable en cuanto a una posición desde una fe religiosa y elementos de orden no religioso. En suma, una muy buena pieza de ensayística periodística.

Jokin de Irala, un médico
al servicio del Opus Dei.
Inmediatamente abajo, hecho ya de por sí simbólico, se publica otro artículo firmado por Jokin de Irala. Desde una posición de autoridad y falsa neutralidad, el médico navarro hace un intento por desviar el foco del debate sobre los derechos de las parejas del mismo sexo (sociedades de convivencia). Pretende que primero se debata si ser homosexual es una alteración de la salud mental o no lo es. A contracorriente del artículo de Román Jacobo, en este se destilan una serie de afirmaciones que solamente pueden ser consideradas desde una posición absolutamente interesada, y dicho claramente, es la posición ultramontana del Opus Dei.

Cada quien podrá leer con calma ambos artículos, ahí están los enlaces. Pero ahora me interesa más presentar quien es este médico navarro de apellido de Irala.

Jokin de Irala nació en 1958 en la ciudad de Lapurdi. Se graduó como licenciado en medicina por la Universidad de Navarra y realizó estudios de posgrado en Dundee y Massachussets. Actualmente labora como catedrático en la Universidad de Navarra en la cátedra de Medicina Preventiva y Salud Pública.

El Opus Dei desarrolla una febril acti-
vidad en contra de la tan odiada mo-
dernidad por parte del Vaticano.
¿Cuáles son sus nexos con el Opus Dei? Muchos como se podrá ver a continuación. En el sitio web Educar Hoy, vinculado a una concepción católica conservadora de la educación, anunciaron el nombramiento de Irala como miembro correspondiente de la Academia Pontificia para la Vida. En la nota, al resaltar los principales logros que posee este médico, citan textualmente
"En 1983, Jokin de Irala, junto con otros jóvenes estudiantes de la Universidad de Navarra, fundaron la asociación “Jóvenes Pro Vida de Navarra. Desde entonces ha participado activamente en organizaciones no gubernamentales que promocionan la investigación y la divulgación de la educación y orientación familiar, la educación afectivo-sexual de los jóvenes y la planificación familiar natural." (El destacado en negrita es del original, el subrayado nuestro)
La misma Academia Pontificia para la Vida responde, también, a una visión interesada. Fue fundada en 1994 por Juan Pablo II y que
"...tiene como objetivo promover el progreso de los estudios sobre los principales temas de la bioética y del derecho, relativos a la promoción y defensa de la vida."
En una entrevista concedida al diario digital Hispanidad, a la pregunta de como valoraba este nombramiento, de Irala responde
Es para mí muy emocionante, además de una responsabilidad y un reto tanto a nivel profesional como por mi condición de católico." (El destacado es nuestro).
Conclusiones hasta aquí: de Irala no parte de una posición de neutralidad valorativa y es cuestionable que la pueda mantener a lo largo de sus trabajos. Es muy probable que anteponga sus valores religiosos al trabajo científico, y son valores religiosos claramente conservadores, cuando no que reaccionarios.

Asimismo, de Irala desempeña un cargo de autoridad en la Universidad de Navarra, una universidad que en su página web menciona que

"La Universidad de Navarra nació en 1952, promovida por San Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei. Desde entonces, son muchos los hitos que han marcado su historia, marcada por la búsqueda de la excelencia en la docencia y la investigación, siempre al servicio de las personas y la sociedad." (El destacado es nuestro).

Para terminar la historia, el doctor de Irala visitó el país ya en noviembre del 2012, dictando una serie de conferencias a padres, madres y alumnos(as) de las instituciones educativas propiedad del Opus Dei en Costa Rica (Olmos Preschool, Iribó School y Yorkín School). Y no mes estoy inventado nada, ya que en la página web la ADEC lo explicitan
"ADEC, fue fundada en 1983 gracias al empeño y deseo de un grupo de padres de familia, por brindar a sus hijas e hijos, una educación de calidad integral, inspirados en la vida y enseñanzas de San Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei." (Destacado en el original).
La coalición ultramontana

Lo que no deja de llamar la atención aquí es que de Irala ha sido promocionado, desde su curul legislativa, por el pastor neopentecostal Justo Orozco. Se evidencia así que, en este caso, puede más la visión reaccionaria del Estado que las diferencias de otro orden en lo doctrinario-religioso. Esta es una cuestión que no debería pasar desapercibida porque, en mi concepto, es una situación que subyace y determina mucho del accionar de los partidos políticos y del mismo Estado en Costa Rica.

Hoy por hoy, en cuanto a legislar sobre derechos individuales y colectivos, no vale de nada hacer una caracterización de las ideas políticas de los partidos, pensando en que sus representantes en las instituciones respondan a ellos. Parece más determinante el como se adscriben, o no, a ciertos patrones de valores inspirados por las ideas religiosas, lo cual por cierto, no es un buen síntoma para un Estado como el costarricense ya pasada la primera década del siglo XXI.




3 comentarios:

  1. Todo eso que usted denuncia coincide con las columnas de Julio Rodríguez de La Nación según me parece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, la verdad no las he leído (ya casi nunca lo hago). Simplemente me limité a exponer hechos verificables y saco mis conclusiones. Lo que no sé y si realmente el señor Rodríguez valora estas arremetidas como algo negativo. En todo caso, le aseguro que no me inspiré en ellas.

      Eliminar
  2. Me gustarìa mucho que en lugar de descalificar a la persona, se fuera más por los argumentos, la validés de ellos y en su caso mostrar por que es que dejan de ser válidos

    Daniel Sánchez

    ResponderEliminar

Cualquier persona puede opinar. Sin embargo, como en algunos casos no aparece el nombre del usuario, se solicita que estos sean firmados para que cada quien acepte la responsabilidad de sus palabras.